domingo, 24 de diciembre de 2006

Killerphant

En el nordeste de la India, en la reserva forestal de Behali, un elefante se balanceaba sobre la tela... ¡calla Pablo! Sigo. Un elefante llamado Osama Ben Laden fue sacrificado a tiros por un tirador autorizado, Dipen Phukan. Me pregunto que se necesitará para sacarse la licencia de tirador de elefantes. Este suceso desató numerosas protestas de asociaciones y colectivos en defensa de los animales, que denunciaban la muerte del animal equivocado. ¡Joder que le miren la chapa de la oreja y ya está! Eso es para la vacas Pablo.

El elefante, un macho de tres metros de altura, aterrorizó a los habitantes del estado de Asma durante los últimos dos años; en los cuales pisoteó y destruyó hogares y personas, por lo que se ganó el sobrenombre del fugitivo líder de Al Qaeda. En este diciembre se le atribuyen 14 muertes del total de 27.

El animal, y tan animal si el bicho ese pasa por mi patio de atrás me jode toa la plantación. Oye Pablo y ¿qué es lo que plantas? Ná, unas yerbitas pal caldo, de esas que te hacen de reír. Entiendo. Bien, el elefante fue abatido en una plantación de té en las afueras del pueblo de Behali (a unos 140 kilómetros de Guwahati, la principal ciudad de Assam). Un funcionario forestal agregó que “el elefante fue sacrificado tras ser identificado por los residentes” ya que según la misma fuente “no tenía colmillos”. Un puto elefante desdentado arma tanto jaleo, vaya panda sin sangres. Me lubieran dicho a mi y me lo cargo en un plis plas. Claro claro. Osama lograba escapar trasladándose continuamente de un lugar a otro, escondiéndose en bosques y campos de té al norte de Assam.

El paquidermo de entre 45 y 55 años estaba en búsqueda y captura desde el día10 de este mes, cuando por orden de la asamblea local de Assam se ordeno a al directiva de funcionarios que lo sacrificaran. El jefe de la asamblea, Ranjit Dutta comentó: “El elefante estuvo matando a personas, destruyendo casas en aldeas de mi distrito. No temía al fuego ni a los petardos”.

Por otra parte el experto en paquidermos Kushai Sharma declaró: ”Posiblemente no era el mismo elefante que querían sacrificar”, ya que el elefante abatido fue hallado en un hábitat a más de 80 kilómetros del lugar por el que se movía habitualmente Osama. Además los funcionaron enterraron rápidamente al elefante, sin verificar las huellas de sus patas, sus dimensiones o cualquier otra marca distintiva relativa a Osama. Si les pilla el Grissom se les cae encima una buena, panda de aficionados, mira que no cogerle las güellas.


En los últimos años, las confrontaciones entre humanos y elefantes se han vuelto algo frecuentes en el noreste de India, ya que el hábitat natural de esos animales está siendo destruido, lo que los obliga a buscar alimento en áreas donde viven humanos.

Más de 250 personas han muerto en Assam en los cinco años anteriores, atacadas por elefantes, mientras que aldeanos iracundos mataron a 268 elefantes en ese mismo periodo, según fuentes oficiales estatales. Total un 2 en la quiniela. Creo que es más bien un 1 Pablo, lamentablemente un 1.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Sería Dumbo que los mataba con las orejas.

PATO-4-EVER dijo...

...Osama??? ...con ese nombre, a cualquiera le disparan en este mundo.

Weno, mundo al revés.
Salu2 daido's!!!!!!!!!
Feliz navidad & felices fiestas, colega!!!!!

Salu2 @ todos!!!!!!!

Micra dijo...

Gracias por el comentario en mi blog, ya te leeré con tiempo, total, solo eres un gramo más alto que yo.